Cinco tecnologías clave para mejorar la planificación

De útiles a imprescindibles. Las actualizaciones tecnológicas se han convertido en un elemento indispensable en cualquier organización. Es otro de los efectos de la presión que la COVID-19 está ejerciendo en las empresas hasta el punto de que la supervivencia de muchas de ellas depende de esta puesta al día. Lo cierto es que el panorama empresarial, cada vez más competitivo, obliga a las organizaciones a recurrir a tecnologías nuevas y más sofisticadas para optimizar tareas clave como la planificación, la elaboración de presupuestos, el forecasting y la generación del reporting.

Más eficiencia en el día a día del Controller

Ahora, los equipos de control de gestión pueden analizar conjuntos enormes de datos de manera más eficiente y rápida que antes gracias a la tecnología emergente y las soluciones de data analytics (D&A). Como resultado, los Controllers pueden mejorar y acelerar la velocidad de ejecución de las operaciones diarias de sus organizaciones, crear previsiones más precisas a pesar de las incertidumbres que rodean al mercado actual y proporcionar un medio más eficaz para transmitir esa información al resto de la organización.

El panorama tecnológico actual presenta cada vez más capacidades de análisis predictivo, respaldadas por la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático. Al mismo tiempo, incorpora herramientas innovadoras de visualización que crean gráficos interactivos, fáciles de usar y comprender para ayudar a los equipos que conforman la organización a entender los datos.

Tecnologías para mejorar la planificación

Así, existe un amplio conjunto de tecnologías y plataformas que los equipos de planificación y análisis (BP&A) pueden utilizar para mejorar la planificación dinámica y el análisis en toda la organización. Estos son los cinco pilares de esta tecnología y una visión general de lo que cada uno pretende conseguir:

  1. Almacenamiento e ingesta de datos

Es la base de la estrategia de datos para toda la empresa. El uso de múltiples tecnologías de almacenamiento e ingesta de datos ha desplazado a los tradicionales almacenes de datos o Data Warehouses. El uso de múltiples tecnologías y sus capacidades ampliadas permiten recuperar, extraer, transformar y trabajar con estructuras y datos no estructurados.

  1. La nube

Es otro facilitador digital esencial en una organización. Una plataforma en la nube puede crecer y evolucionar con el negocio, así como proporcionar acceso a capacidades de última generación. Además, la tecnología en la nube facilita el acceso de los usuarios a los datos.

El uso de la nube facilita que se disponga de datos uniformes y coherentes mediante la integración de los procesos y aplicaciones empresariales y la integración y disponibilidad de los datos. Del mismo modo, la empresa reduce el gasto en tecnología de la información (IT, por su siglas en inglés).

  1. Análisis predictivo

La tecnología BP&A analiza grandes volúmenes de datos, tanto internos como externos, que con anterioridad eran inmanejables, con el objeto de identificar las tendencias y los business drivers que tienen relación con los objetivos de la organización. Proporciona una visión innovadora a través de técnicas avanzadas de modelización estadística, permite un nivel mucho más alto de transparencia en torno a los business drivers, y produce resultados de forma rápida y rentable.

Por tanto, el análisis predictivo en momentos de alta complejidad como el actual es una herramienta fundamental para ayudar a la organización a mantener la hoja de ruta fijada.

  1. RPA

La automatización robótica de procesos (RPA, por sus siglas en inglés)) es la forma más básica de trabajo digital. Los robots -que eventualmente serán programas de software- realizan tareas programadas y repetitivas, como por ejemplo empaquetar informes y enviarlos a los usuarios.

  1. Visualización de datos

Los avances que se han producido en este campo durante los últimos años son increíbles. En este momento, la tecnología de visualización de datos permite a los equipos de control de gestión alejarse de las tradicionales hojas de cálculo estáticas y dirigirse a aplicaciones que presentan los mismos datos de forma dinámica y fácil de usar.

Puesto que la información que se ofrece es más visual, también resulta más fáciles de comprender para los usuarios.

Actualizar por proyectos

Aunque no existe una solución única, el premio por acertar puede ser importante. Para ello, el primer paso consiste en elaborar una hoja de ruta tecnológica alineada con la estrategia, la visión y los objetivos de la organización.

La atención no debe centrarse únicamente en la mejora de la recopilación de datos, también debe ponerse el foco en la mejora del análisis, del cálculo de previsiones de lo que está por venir, y lo más relevante: qué hacer al respecto.

Recomiendo iniciar la actualización tecnológica centrando el esfuerzo en un objetivo que parezca alcanzable y que pueda lograrse en cuestión de semanas o de unos pocos meses, no de años.

mm
Benigno Prieto
Socio en Función Financiera de Management Consulting, y responsable de la solución de Control de Gestión en KPMG, miembro del Consejo Académico del CCA®

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *